El revestimiento tradicional cumple la función protectora del edificio contra las condiciones climáticas. No permite que la humedad penetre en el interior y protege contra las fugas de calor del edificio. El tejado SunRoof cumple con estas tareas básicas y además incide positivamente en nuestro presupuesto del hogar al reducir las facturas de electricidad incluso a cero.