El tejado SunRoof tiene la huella de CO2 más pequeña del mundo. Esta tecnología tiene un potencial infinito que puede competir con la producción de electricidad a partir de combustibles fósiles y nos proporciona electricidad limpia para siempre.